PACT: por qué lo utilizamos

PACT: por qué lo utilizamos

En HoDARI estamos convencidos de que las mejores oportunidades de desarrollo de los niños no se dan una hora a la semana en la situación de gabinete, sino con los papás a lo largo de todas las horas del día en cualquiera de todos los contextos en los que se desenvuelven las familias. Apostamos por intervenciones que capacitan a las familias para detectar todas esas oportunidades de aprendizaje y para aprovecharlas naturalmente para favorecer el desarrollo de sus hijos. Creemos que con este enfoque multiplicamos las oportunidades de éxito y, sobre todo, las capacidades de afrontamiento y la calidad de vida familiar.

Esta es una de las principales razones por las que nos encanta el PACT: porque es un método específicamente diseñado para las familias. Los profesionales encontramos muchas dificultades a la hora de proporcionar estrategias efectivas a las familias porque los condicionantes de las familias son completamente distintos a los de la situación de gabinete o incluso a una situación en entornos naturales donde está presente un profesional. El videofeedback, el diálogo socrático y el apoyo de un profesional especialista permiten a las familias detectar señales comunicativas que podían pasar desapercibidas, plantearse sus propios objetivos y encontrar por sí mismos las mejores estrategias para alcanzarlos.

Por otro lado, se trata de un método plenamente individualizado. Las familias se marcan un ritmo y se plantean unos objetivos ajustados a su propio nivel y al del niño. Esto favorece que se sientan capaces, que se reduzcan sus niveles de ansiedad y se incremente su motivación.

Además, es un método basado en la evidencia. Su eficacia se ha contrastado con ensayos controlados aleatorizados, que son los estudios científicos de más alto nivel. Los estudios han demostrado beneficios significativos en la comunicación social entre padres e hijos al participar de este método, además, el efecto se mantiene en el tiempo incluso años después de haber finalizado la participación en el PACT.

Por último, al ser un tratamiento de baja intensidad (es decir, con poca participación directa de profesionales) supone poca carga adicional para las familias. De tal forma que su coste es reducido y es fácil de incorporar en la logística familiar. Otros métodos, que han demostrado también eficacia, requieren muchas horas de trabajo con profesionales a la semana. Cuando las familias pueden contratar sólo unas pocas horas al mes de estas intervenciones, los resultados tardan más en llegar y, sobre todo, son más difíciles de mantener cuando los terapeutas salen de la vida del niño.

Por tanto, y resumiendo, estamos encantados con el programa PACT porque:

  • Está diseñado específicamente para las familias
  • Es individualizado y respetuoso con el momento y situación de cada niño-familia
  • Está basado en la evidencia científica
  • Es de baja intensidad, con bajo coste y fácil incorporación a la dinámica familiar